Versión: c3.24.1

Desinfección de superficies: ¿Qué debo tener en cuenta?

Aunque permanezcamos en nuestras casas, los especialistas insisten en la importancia de la higiene personal y la ventilación de los ambientes para evitar contraer  enfermedades, ya que la transmisión por contacto es una de las vías más frecuentes de transmisión de infecciones como el Covid-19. Un virus que puede llegar a sobrevivir en objetos desde unas pocas horas hasta varios días (ver tabla más adelante). De ahí la importancia de desinfectar todo lo que pueda estar en contacto con las manos, ya que es a través del contacto  de éstas, con otras partes de nuestro cuerpo en contacto con fluidos, que los virus y bacterias infectan el organismo.

 La desinfección de superficies es un proceso físico y químico que destruye todos los microorganismos patógenos de objetos inanimados y superficies con excepción de las esporas bacterianas. Lo que significa que pasando con fricción un producto químico, como un desinfectante,  sobre una superficie, logramos desinfectarla. Generalmente se realiza luego de una limpieza para que logre ser más efectiva.

Particularmente el COVID 19 no sobrevive en el aire, eso debes tenerlo en cuenta a la hora de rociar el hogar con aerosoles desinfectantes. Mejor centrarse en las propias superficies.

 ¿Qué son y cuáles son los desinfectantes que podemos utilizar?

Los desinfectantes son sustancias que se emplean para destruir los microorganismos o inhibir su desarrollo y que ejercen su acción sobre una superficie inanimada.

El alcohol puro como tal no es un desinfectante sino que adquiere su poder al diluirse con agua. La concentración más adecuada para utilizarlo como desinfectante es al 70%, eso significa que cada 70mL de alcohol posee 30mL de agua. Esta mezcla también puedes utilizarla en tus manos y puedes prepararla a partir de alcohol 95% si es el que tienes.

Los desinfectantes más comunes en casa son aquellos que liberan cloro, como la solución de hipoclorito sódico, el polvo de cloramina T o el dicloroisocianurato sódico (NaDCC) en polvo o pastillas

Debemos tener en cuenta que  el cloro es una sustancia muy corrosiva en solución concentrada y las salpicaduras pueden producir quemaduras y lesiones oculares. Se requieren precauciones adecuadas cuando se manejan soluciones o polvos de cloro concentrado, como pueden ser guantes, tapa boca y lentes de seguridad.

¿Qué superficies debo desinfectar, cómo y con qué?

Las superficies lisas no porosas como los pomos de las puertas, los teléfonos móviles o las mesas son idóneas para transportar los virus en general. En cambio, las superficies porosas como el cabello, la tela o el papel no permiten que los virus sobrevivan tanto tiempo. Esto es así porque los diminutos agujeros de esos materiales pueden atrapar el microbio e impedir su transferencia

Baños y cocina: los mayores focos de infección en la vivienda son la cocina y el baño, por eso su limpieza debe ser exhaustiva. El hipoclorito de sodio es un potente desinfectante, así que se recomienda limpiar con este producto los baños, grifos, lavabos. Para la limpieza de utensilios de cocina se recomienda el lavado con agua caliente y su detergente habitual.

Sofás y ropa de hogar: el sofá es sin ninguna duda uno de los puntos de mayor infección de la casa, sobre todo si tienes mascotas. Si tiene funda, quítala y desinféctala en la lavadora. Limpia a conciencia todos los textiles del hogar que se puedan meter en la lavadora, como cortinas, ropa de cama, fundas de almohada o toallas de baño, siguiendo siempre las recomendaciones de las etiquetas. Siempre que sea posible puedes elegir un lavado con agua caliente entre 60-90°C.

Ventanas: debes limpiarlas tanto por dentro como por fuera puedes utilizar vinagre, que además aporta brillo. Solo tienes que diluirlo en agua caliente o tibia e introducir la mezcla en un pulverizador.

No olvides limpiar los componentes de contacto diario, como son las puertas, volante del auto, celular, toallas, control remoto… Puedes utilizar alcohol 70% para desinfectar estos objetos.

Material

Duración de COVID-19

Acero

2 días

Madera y vidrio

4 días

Plástico

5-9 días

Metal y cerámica

5 días

Aluminio

2-8 horas

Latex

Menos 8 horas

 

Todo esto debe ir acompañado de una correcta higiene de manos, manteniendo el contacto y frotando las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Recuerda como dice arriba que los desinfectantes hacen mejor efecto luego de una higiene adecuada, por este motivo siempre es mejor lavar las manos con agua y jabón previo al uso de desinfectantes como alcohol. Hay muchas variedades de jabones en el mercado pero si la técnica de lavado de manos es correcta cualquiera de estos es efectivo.

Fuente:

https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-antisepticos-desinfectantes-13044452

https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-antisepticos-desinfectantes-13139886

https://apps.who.int/medicinedocs/es/d/Js5422s/19.html#Js5422s.19.1