Versión: c3.24.1

Esmalte & uñas

Tips para que el esmalte no dañe tus uñas

Las uñas son un fiel sintoma de nuestra salud, reflejan un nuestro bienestar y son una gran carta de presentación siempre.

Para que el esmalte no pueda dañarlas, te dejamos algunos tips:

1. Dejar un tiempo entre cada manicura. Lo ideal sería desmaquillarlas y dejarlas sin esmalte en las 24-48 hs siguientes. Si esto no es posible se recomienda retirar el esmalte la noche anterior y volver a pintarlas al día siguiente para que al menos la uña se recupere (y respire) durante la noche. La repetición sucesiva de esmaltado o la aplicación en capas superpuestas hace que la uña se torne áspera, sin brillo, con pigmentación amarillenta y frágil predispuesta a la rotura.

2. Los mejores esmaltes para las uñas son aquellos que presentan sílice o silicio en su formulación ya que este elemento fortalece la uña. Además es importantísimo que tenga filtro UV. Además se debe evitar el formaldehido, el tolueno y níquel.

3. La aplicación del barniz transparente antes de colocar el esmalte con color es fundamental ya que hace una barrera para que no penetren los pigmentos de color en la uña y así no se amarillee. De esta manera, la manicura será más duradera lo que ayuda a cuidar la imagen estética de nuestras manos y a la vez favorecerá la flexibilidad impidiendo la rotura de la lámina ungueal frente a microtraumatismos.

4. Los pasos de aplicación del barniz y esmalte de color son:

  • Hidratar la uña con bases relipidizantes e hidratantes protectores que hacen que nuestras uñas se vuelvan flexibles, sanas y suaves. Puedes colocar una gota de aceite de almendras en cada una y masajear tanto la superficie de la uña como la cutícula, para suavizarla y que no se reseque.
  • Aplicar barniz (capa de base tratante). Esperar 2 minutos a que seque.
  • Aplicar una capa fina de color en 3 pasadas: 1 central y 2 laterales. Esperar 2 minutos a que seque.
  • Aplicar una capa de acabado fina para lograr mayor duración y luego el brillo.
  • Existen sprays secantes o esmaltes, si quieres reducir el tiempo de secado.

5. El proceso de maquillarnos las uñas implica desmaquillarlas. No es aconsejable el uso excesivo de quitaesmalte. La acetona puede causar resequedad y deshidratación de la uña y la cutícula. Utilizándola con precaución en un espacio aireado con períodos de tiempo suficientes y uñas sanas no hay razón para desaconsejar su uso. Para uñas que están dañadas por terapias (quimio o radioterapia) o que sufren patologías (psoriasis por ejemplo), los recomendables son los quitaesmaltes sin acetona formulados con disolventes no agresivos ricos en sustancias oleosas.

Tips para que el esmalte no dañe tus uñas

Recordá mantener esmaltes, quitaesmaltes y acetona en un lugar fresco, fuera del alcance de los niños y del fuego.

Es importante saber que los esmaltes caducados o muy antiguos pierden propiedades, y su fórmula se vuelve mucho más densa y espesa, disminuyendo también el tiempo de duración en la uña.

Fuente:

Cuidateplus.

Enfemenino.com