Versión: c4.0.8.2

4 Consejos para cuidar tu piel en la adolescencia

4 consejos para cuidar tu piel en la adolescencia

Estos 4 consejos para cuidar tu piel en la adolescencia no sólo asegura que se mantenga en buen estado sino que nos garantiza lucir una piel sana en la edad adulta. Es en esta etapa, coincidiendo con los cambios hormonales relacionados con la pubertad, cuando hay que empezar una rutina cosmética diaria.

1) Limpieza: imprescindible

La limpieza facial es muy importante en esta época de la vida, ya que existen muchos cambios hormonales que hacen que la piel tienda a engrasarse y comienzen a  aparecer granitos y acné.

Para limpiar la piel del rostro hay varias opciones entre las que elegir, hay que buscar la textura que te resulte más agradable, siempre buscando formulaciones ligeras apropiadas  a tu tipo de piel.

2) Hidratar

A estas edades no son necesarios los principios activos ni los productos que contengan vitaminas o antioxidantes. Lo mejor es recurrir a cremas específicas para pieles jóvenes que aporten hidratación. La mayoría de las pieles adolescentes son de tendencia grasa o mixta, por lo que son más apropiados los productos etiquetados como “oil free”.

Puede ocurrir sin embargo que se tenga la piel seca, sobre todo si a ésta no se le han dado los cuidados adecuados. En algunas ocasiones la piel del adolescente está deshidratada y tirante, en estos casos hay que buscar productos más densos con un mayor aporte de agentes hidratantes.

A la hora de aplicar la crema hidratante hay que tener cuidado con la cantidad, ésta debe de ser el equivalente al tamaño de una almendra, extiéndela por todo el rostro con movimientos circulares y en sentido ascendente. En caso de que te hayas pasado con la cantidad, quita el exceso con un pañuelo de papel muy suavemente sin frotar la piel.

3) El acné: principal enemigo

Aunque puede aparecer a cualquier edad, el acné es una afección de la piel característica de la adolescencia. El tratamiento del acné debe de ser continuo y constante, ya que este problema puede mantenerse activo meses o años.

No manipular las lesiones, es la mejor estrategia para evitar las marcas y las cicatrices.

Adopta hábitos saludables, una dieta saludable puede promover una piel limpia y sana. Mantén una dieta balanceada rica en frutas, verduras y grasas saludables. Bebe dos litros de agua al día.

4) El sol: una asignatura pendiente

Pese a las continuas campañas informativas los jóvenes aún no están concientizados de los efectos nocivos que tiene exponerse al sol sin la debida protección. Toma el sol con precaución, consulta en tu farmacia de confianza el protector adecuado para tu tipo de piel.

Consulta a un dermatólogo siempre que sea necesario.

 

Fuente Cofb