Versión: c4.0.8.2

¿Qué hacer cuando tenemos rinitis? Todo lo que debes que saber sobre las gotas nasales.

1-La rinitis consiste en una inflamación de la mucosa nasal y se caracteriza por síntomas como mucosidad, congestión y picor  nasal además de los molestos estornudos. Frecuentemente estos síntomas son acompañados de molestias oculares como picazón y lagrimeo.

2-La rinitis alérgica es la forma más frecuente de rinitis no infecciosa y está asociada a una respuesta inmunitaria ante la presencia de alérgenos ambientales o laborales. Dentro de los alérgenos encontramos: el polen, los ácaros del polvo, pelo de animales, madera, harina, factores irritantes en el trabajo como algunas sustancias químicas, etc.

3-El uso de fundas para el colchón, aspiradoras con filtro apropiado, uso de acaricidas, ventilación frecuente y reducción de objetos que acumulen polvo son acciones a tomar para minimizar y/o eliminar los ácaros del polvo. En caso de aquellas personas alérgicas al polen disminuir el contacto directo con esta sustancia y si Ud. está expuesto laboralmente a alérgenos irritantes es indispensable el uso de mascarillas y gafas protectoras.

4-Para conseguir mejorar los síntomas es importante adoptar medidas preventivas sencillas y modificar los hábitos de vida como por ejemplo: mantener las ventanas cerradas por la noche, utilizar aire acondicionado con filtro, disminuir las actividades al aire libre cuando se produce la mayor emisión de pólenes, evitar los productos irritantes como el humo de tabaco, realizar ejercicio físico, alimentarse equilibradamente con una ingesta abundante de líquidos, mantener un ambiente húmedo, evitar los cambios bruscos de temperatura y realizar lavados nasales con suero fisiológico por lo menos 3 veces al día.

5-El primer tratamiento para la congestión nasal consiste en el lavado activo de las fosas nasales utilizando suero fisiológico. Es el tratamiento de elección para niños pequeños ya que ayuda a eliminar las secreciones y descongestionar las mucosas. No altera la mucosa y no produce efectos adversos importantes.

Para adultos las tiras nasales son una buena elección: son dilatadores nasales que se colocan sobre el puente de la nariz y producen apertura de las fosas nasales reduciendo de esta manera la congestión nasal.

6-Para el tratamiento farmacológico de las rinitis alérgicas se dispone de una amplia gama de principios activos con acciones diferentes: como son los descongestivos y antihistamínicos.

Los descongestivos nasales tópicos provocan vasoconstricción de los vasos de la mucosa nasal. Su aplicación es eficaz para reducir a corto plazo la congestión nasal. Pero lo importante a detallar de estas especialidades tópicas nasales es que durante más de 2 o 3 días de aplicación pueden llevar a la pérdida de efectividad y producir síntomas de rebote exacerbando la rinitis. Por lo tanto para tratamientos crónicos se desaconseja su utilización, ya que lo que se va a producir si continuamos su uso es una rinitis medicamentosa.

7-Recuerde siempre consultar con el médico. Existen varios tipos de rinitis. No se automedique. No medique a sus hijos sin previa consulta con el pediatra, no recomiende medicamentos. Si presenta hipertensión arterial, diabetes, glaucoma, angina de pecho, u otras patológicas crónicas acceda a la consulta con el profesional antes de acudir por un medicamento.

Fuente: Infosalus.com//Protocolo de Rinitis: elsevier.es