Versión: c4.0.8.2

 QUE LA MOCHILA DE TU NIÑO NO SEA UN PESO (CONOCÉ LOS MEJORES CONSEJOS)

La vuelta a clases supone el reencuentro con los amigos, el cambio de clase, la nueva maestra y/o profesora. Y una mochila llena de libros, cuadernos, carpetas, lápices de colores, una carga a veces excesiva que puede generar dolor de espalda.

Según estudios realizados se aconseja más el uso de mochila que el de carrito, ya que se considera que la fuerza que el niño hace al tirar del carrito no es uniforme, sino que carga normalmente más de un lado que de otro.

En general se recomienda llevar mochilas con el menor peso posible (a ser posible menos del 10% del peso corporal), con bandas anchas y acolchadas, colgadas en los dos hombros. Cerca del cuerpo y ni muy altas ni muy bajas.

El sedentarismo también favorece la aparición de las dolencias de espalda, ya que dificulta el desarrollo óseo normal de la columna vertebral. Lo que conlleva una pérdida de la resistencia muscular y hace que la espalda sea más vulnerable al exceso de carga.

Es importante hacer deporte y ejercicio para fomentar la musculatura de la espalda, que se hará más potente, resistente y elástica.

Crear hábitos posturales correctos, como sentarse lo más atrás posible en la silla, con la espalda recta y los codos apoyados.

Debe evitarse estar sentado todo el día, se recomienda ir cambiando de postura constantemente y es aconsejable levantarse cada 45-60 minutos.

Ante un niño con dolor de espalda que se mantenga más de un día o que se repita sin causa traumática conocida es recomendable acudir al pediatra.

 

Fuente: Cofb.net