Versión: c4.0.4

Picaduras de insectos, alergias y repelentes

Las actividades propias del verano, como ir de camping, hacer un picnic en el campo, darse chapuzones en piscinas, ríos y el mar, son actividades que se disfrutan muchísimo pero en muchos casos nos enfrentan al riesgo de picaduras de ciertos insectos.

Te contamos cuáles son las picaduras más comunes en esta época del año y cómo prevenirlas y tratarlas:

Mosquitos

Son las picaduras más frecuentes en verano. Debemos lavarla con agua y jabón y procurar no rascarnos para evitar que la reacción se agudice. En caso de inflamación podemos colocar un poquito de hielo envuelto en un pañuelo, pero si la reacción es muy molesta debemos consultar al médico para que evalúe la posibilidad de un tratamiento.

Para prevenirlas el MSP recomienda que usemos repelentes de insectos y que lo hagamos de forma adecuada, para lo cual debemos:

-          Leer atentamente las instrucciones del rótulo antes de utilizar el repelente.

-          Si es la primera vez que lo utilizamos, aplicar primero una pequeña cantidad en el antebrazo y observar si presentamos alguna reacción. En caso de enrojecimiento o ardor, no debemos utilizarlo.

-          Evitar el contacto con ojos, labios y narinas.

-          Aplicarlo únicamente en piel expuesta (que no esté cubierta por vestimenta).

-          No usarlo sobre piel dañada o irritada.

-          No aplicar los repelentes en spray directamente en la cara sino primero en las manos y luego esparcir sobre la cara.

-          Evitar la inhalación durante la aplicación de repelentes en spray.

-          No dejar que los niños se apliquen el repelente. Debe aplicárselo un adulto.

-          No aplicar en bebes menores de 6 meses.

-          Después de la aplicación debemos lavarnos muy bien las manos.

-          Mantenerlo fuera del alcance de los niños.

-          Ante cualquier duda sobre la concentración a utilizar según la edad, sobre el tiempo de duración del efecto repelente o cuántas veces por día puede aplicarse, etc., debemos consultarle al médico o farmacéutico.

Tábanos

El tábano es parecido a la mosca pero más grande. Su picadura ocasiona mucho dolor y sensación de quemazón. En algunos casos pueden provocar reacciones más graves que deben ser tratadas de forma inmediata por un médico ya que pueden requerir un antihistamínico u otros medicamentos.

Avispas y abejas.

Generalmente no implican complicaciones, pero en algunos casos pueden resultar muy alérgenas dependiendo de la susceptibilidad individual, de la edad y de la zona del cuerpo afectada. Son especialmente graves si se localizan en la zona de la boca y cuello.

Lo que debemos hacer frente a una picadura es intentar extraer el aguijón y lavar con abundante agua y jabón. Cuando observemos reacciones muy intensas debemos acudir de forma inmediata al médico.

Vestir con colores llamativos, usar cremas o lociones perfumadas y la comida, especialmente si es dulce, las atrae.

 

Fuente: MSP y bebesymas.com