Versión: c4.0.4

El verano es una estación agradable pero debemos tener presente algunos consejitos para que nuestras vacaciones sean inolvidables y a la vez muy saludables.

 ¿Cómo prevenir un golpe de calor?

1-Tome baños regularmente de agua fría en bañadera o ducha.

2-Tome  mucha agua sin importar el nivel de actividad. No espere hasta que tenga sed.

3-No tome líquidos que contienen cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, pues éstos le hacen perder más líquido a su cuerpo. Además, evite tomar líquidos muy fríos porque pueden causar calambres, trastornos gastrointestinales, etc.

4- No consuma bebidas con alcohol ya que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido. No es conveniente tomar cerveza ante la sed y el calor.

5- Permanezca en lugares cubiertos y, si es posible, en un lugar con ventilador y/o aire acondicionado.

6-Limite sus actividades al aire libre entre las 11 y 16 horas.

7-Reduzca su ejercicio. Si tiene que hacer ejercicio, tome dos a cuatro vasos de líquidos sin alcohol cada hora. Las bebidas deportivas pueden reemplazar la sal y los minerales que pierde al transpirar.  Advertencia: Si usted mantiene una dieta baja en sal, hable con su médico antes de tomar bebidas deportivas.

8- Trate de descansar frecuentemente en zonas con sombra.

9- Protéjase del sol usando un sombrero de ala ancha y anteojos, y cúbrase con protector solar de amplio espectro con un SPF de 30+ o mayor.

10-Use ropa liviana, de color claro y que no sea apretada.

11- Tenga precaución con grupos especialmente vulnerables como ser  lactantes, niños y ancianos.

El golpe de calor puede ser muy grave, tenga en cuenta los posibles síntomas (sudoración excesiva, piel irritada, sudamina en bebés, sensación de calor sofocante, calambres musculares, agotamiento,  náuseas, vómitos, dolores de cabeza, etc). Ante la duda no demore la consulta con un profesional.

Fuente: Colegio de Farmacéuticos (BsAs)