Versión: c4.0.8.2

 

¿Qué es el estreñimiento? ¿Qué es lo que debo saber antes de elegir un laxante?

 

1-El estreñimiento se puede definir como la frecuencia disminuida de la defecación o la producción de heces secas o duras con esfuerzo. Es un desorden de la actividad motora del intestino, con tránsito enlentecido de heces presentando dificultades en su paso a través del intestino.

 

2-Suele estar relacionado con dieta baja en fibra, cambios bruscos de dieta, cambios fisiológicos (embarazo), estrés, trastornos digestivos como colon irritable, hipomotilidad intestinal, hemorroides. Puede ser también un efecto adverso de diversos medicamentos como por ejemplo algunos antihipertensivos y antiespasmódicos, etc. Consulte a su farmacéutico de confianza.

 

3-El estreñimiento agudo suele ser de carácter leve y tiene una duración inferior a 3 meses, en tanto que en el crónico la duración es superior a 3 meses y tiene mayor importancia ya que afecta la calidad de vida de los pacientes.

 

4-Se considera que para establecer la presencia de estreñimiento deben darse dos o más de los siguientes signos durante menos de tres meses: Esfuerzo al menos en una de cada tres deposiciones, sensación de defecación incompleta en una de cada tres deposiciones, heces duras al menos en una de cada tres deposiciones, menos de tres deposiciones por semana.

 

Puede ir acompañado de otros síntomas como son dolor de cabeza, irritabilidad y falta de apetito, que contribuyen a aumentar la percepción negativa del paciente sobre el problema de salud.

 

5-Es conveniente tener en cuenta que hay una forma idiopática de estreñimiento, que suele comenzar en la infancia o en la adolescencia, aparentemente relacionado con factores genéticos, dietéticos, culturales y sociales. En este caso está contraindicado el uso de laxantes.

 

6-Es importante determinar en primer lugar si el paciente está estreñido o sólo cree estarlo. Antes de recurrir a ningún medicamento, es importante saber si el estreñimiento ha aparecido recientemente y de forma brusca o “es de toda la vida”.

 

7-Es fundamental modificar los hábitos higiénico-alimentarios: aumentar el ejercicio físico, beber entre 1,5 y 2 litros de líquido al día, acostumbrarse a la deposición a la misma hora, no retrasar la deposición cuando aparezca el impulso, aumentar la cantidad de fibra en la dieta (lentejas, higos secos, avellanas, almendras, nueces, dátiles, cereales, etc).

 

8-Antes de optar por un tratamiento farmacológico, es necesario comprobar que se trata de un estreñimiento funcional y no de un síntoma asociado a otra patología, o bien de un efecto adverso de un medicamento.

 

9-El uso continuado de laxantes, especialmente los laxantes estimulantes (bisacodilo, senósidos, picosulfato de sodio) pueden crear un círculo vicioso causando una detención de los movimientos intestinales durante uno o dos días, provocando que se administre elevadas dosis de laxante, abusando en su administración lo que puede provocar la pérdida de actividad muscular de la pared intestinal, produciendo nuevamente estreñimiento.

 

10-Consulte a su médico y/o farmacéutico cual laxante es el mejor para su condición en particular.

 

11-Si presenta estreñimiento superior a 2 semanas o tiene signos de alerta como: dolor abdominal, náuseas, vómitos, sangre en las heces, lesión anal, etc, recurra a su médico.

 

Fuente: Consulta de Indicación Farmacéutica/Actuación del Farmacéutico en problemas leves de salud.