Versión: c4.0.1

 

Higiene bucal y el  uso de Colutorios.

 

La higiene bucal debe de estar incorporada a nuestros hábitos diarios, de ésta manera podremos prevenir la aparición de enfermedades bucodentales  como caries y gingivitis.

La higiene dental tiene como objetivo la eliminación de la placa bacteriana que se deposita en los dientes causando los problemas bucales, mediante el uso del cepillo con pasta dentrifíca durante un mínimo de tres minutos tres veces al día.

Realizar enjuagues bucales con un colutorio es un buen complemento a la pasta dentrifíca. Un colutorio es una solución líquida acuosa o hidroalcohólica con los mismos principios activos que las pastas de dientes pero en concentraciones más bajas.

Los colutorios no sustituyen el cepillado sino que es un complemento, es importante tener en cuenta que cepillarse los dientes es muy importante para la salud bucodental y si no se hace con la frecuencia y calidad adecuada el colutorio no servirá de nada. Además esta opción tan beneficiosa ha de usarse única y exclusicavamente después de cepillarse los dientes.

Pueden contener flúor si el colutorio está destinado a la prevención de caries, o agentes antisépticos o cicatrizantes si se destina a la prevención de gingivitis.

Los colutorios para los niños deben de ser sin alcohol y tienen una concentración más baja en flúor que los destinados a los adultos.

Son un excelente aliado a la hora de prevenir la descalcificación de los dientes en las personas que se someten a tratamiento de ortodoncia.

Nos proporcionan un aliento fresco.

Hay colutorios específicos para cada problema y en la Farmacia le pueden aconsejar el producto adecuado para cada caso.

 

Fuente ABC.es