Versión: c5.2.1

¿Qué es y para qué sirve el ibuprofeno? - La Guía Definitiva

¿Qué es y para qué sirve el ibuprofeno? - La Guía Definitiva

¿Qué es, para qué sirve y qué hace el ibuprofeno?

¿Alguna vez te preguntaste para qué sirve el ibuprofeno realmente? Parece la solución a todos los problemas, ya que cada vez que nos duele algo, recurrimos a él.  

Pero, ¿qué hace el ibuprofeno en nuestro cuerpo? Es importante saber cuáles son los verdaderos efectos para usarlo correctamente. Por eso, en este artículo te vamos a explicar en detalle qué es el ibuprofeno, para qué sirve y qué efectos tiene. 

Quédate con nosotros hasta el final y enterate de todo. 

 

¿Qué es el ibuprofeno? 

El ibuprofeno tiene su origen en los años 50 gracias a la búsqueda de analgésicos similares al ácido acetilsalicílico (aspirina) pero con mayor seguridad y efectividad. 

Pertenece a la familia de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), los cuales inhiben la síntesis de prostaglandinas, estas sustancias tienen diferentes funciones dentro de nuestro cuerpo entre ellas intervienen en los procesos de inflamación, dolor y fiebre. Por lo tanto, a inhibir su producción, los AINEs tienen acción analgésica, antitérmica y antiinflamatoria; es decir, alivian el dolor, bajan la fiebre y reducen la inflamación. 

 

¿Para qué sirve el ibuprofeno?

Se utiliza para bajar la fiebre y el tratamiento de dolores leves a moderados, como, por ejemplo: musculares, de cabeza, dentales, menstruales, de espalda o garganta. 

Es un analgésico ampliamente utilizado en asociaciones, por ejemplo, con relajantes musculares, antiespasmódicos (por ejemplo, para dolores menstruales), en medicamentos antigripales y con otros analgésicos. 

 

¿Cuál es la dosis recomendada?

Determinar la dosis recomendada de ibuprofeno no es tan sencillo como parece. Hay varios factores que se deben tener en cuenta, aquí enumeramos algunos de ellos: 

¿Qué edad tenés? 

Los niños deben recibir dosis más bajas que los adultos, las presentaciones líquidas presentan la ventaja de permitir un mejor ajuste no solo por edad sino por peso del niño o niña. 

¿Tenés alguna enfermedad o patología existente? 

Antes de comenzar a utilizarlo, corrobora que no esté desaconsejado para ti, lo cual se detalla en mayor profundidad en contraindicaciones.  

¿Estás tomando alguna otra medicación? 

Es importante descartar interacciones con tu medicación habitual y también ocasional que puedas estar utilizando en forma conjunta, por ejemplo, como mencionamos anteriormente el ibuprofeno puede encontrarse en otros medicamentos asociado con diferentes principios activos, por ejemplo, en antigripales, por lo que se debe comprobar la composición del resto de la medicación que estés utilizando. 

¿Tenés alguna alergia a medicamentos?

Es importante saber que, si eres alérgico a algún analgésico de la familia de ibuprofeno, como por ejemplo al ketoprofeno no deberías emplearlo sin consultar previamente. Por otra parte, si eres alérgico a otro tipo de medicamento se aconseja consultar con tu médico tratante y utilizarlo con precaución.  

En resumen, la dosis adecuada para cada persona depende de sus características, por lo que te recomendamos que consultes a tu médico.  

 

¿En qué formas lo puedo utilizar? 

Para tratar dolencias que afectan nuestro cuerpo en forma generalizada se elige habitualmente la administración oral, por ejemplo, comprimidos, cápsulas de acción rápida y formas líquidas de diferentes concentraciones.  

Estas últimas se usan ampliamente en niños y en adultos con problemas para deglutir. 

Como mencionamos anteriormente, las formas líquidas permiten ajustar las dosis en función de la edad y el peso, pero es importante tener en cuenta las diferentes concentraciones disponibles para no equivocarnos al momento de seleccionar el volumen. 

En el caso de los comprimidos y cápsulas de acción rápida actualmente disponemos de presentaciones con diferentes concentraciones, por ejemplo 200 mg, 400 mg e incluso 800 mg. Es importante tener en cuenta no superar las dosis diarias máximas recomendadas. 

Si el dolor es local, por ejemplo, en casos de golpes, esguinces, etc., se pueden emplear formas tópicas, tales como las cremas, que presentan la ventaja de evitar los efectos adversos gastrointestinales asociados a la vía oral. 

 

¿Cuándo el ibuprofeno está contraindicado? 

Los pacientes que sufren úlcera gástrica u otras dolencias estomacales y/o estén en tratamiento con esteroides o anticoagulantes, han de evitar este fármaco o tener especial precaución. 

Quienes padecen insuficiencia renal o hepática grave, así como quienes toman fármacos antihipertensivos o sufren asma, deben consultar con su médico antes de emplearlo ya que pueden agudizar los síntomas.  

El ibuprofeno en general no se recomienda en el embarazo y está especialmente contraindicado en el tercer trimestre de gestación. No está recomendado en bebés menores de 6 meses. 

Las personas que sufren enfermedades cardíacas y/o cerebrovasculares deben consultar al profesional sanitario para que evalúe su indicación.

 

¿Hay sobredosis de ibuprofeno? 

Si, como indicamos anteriormente la dosis dependerá de cada paciente y si supera la dosis máxima diaria recomendada se incrementa la probabilidad de presentar efectos secundarios, así como la gravedad de los mismos y el riesgo de infarto. 

 

Efectos secundarios 

Los efectos secundarios más frecuentes ocurren a nivel gastrointestinal, pudiendo ser leves como náuseas, diarrea o estreñimiento o de mayor gravedad como úlceras o hemorragias digestivas.  

Pero también se han descrito otro tipo de alteraciones, por ejemplo: 

  • Erupciones cutáneas.

  • Dolores de cabeza y mareos.

  • Incremento del riesgo cardiovascular asociado a dosis altas en pacientes con patología cardiovascular de base. 

  • Puede prolongar el tiempo de sangrado.

  • Trastornos renales y hepatobiliares. 

Las reacciones adversas se pueden minimizar utilizando la dosis eficaz más baja durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas que se busca tratar con la toma del ibuprofeno.

 

Preguntas frecuentes

1- ¿Cómo debo tomarlo?   

El ibuprofeno no debe ingerirse con el estómago vacío, pues puede irritar la mucosa del estómago. Por ello, se ha de tomar siempre junto a alimentos. 

Si el tratamiento debe ser superior a una semana es importantes que cuente con control médico. 

2- ¿Se puede tomar con alcohol?

Los antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, pueden producir como efecto secundario una lesión sobre la mucosa gástrica. La ingesta simultánea de alcohol incrementa este riesgo, ya que estimula la secreción ácida en el estómago y se puede producir dolor en el estómago, acidez y, en situaciones más extremas, úlceras y hemorragias digestivas.

3- ¿Se puede utilizar junto con otros medicamentos? 

Como mencionamos anteriormente, siempre y cuando no esté contraindicado el uso concomitante de su medicación habitual con ibuprofeno, este puede utilizarse teniendo en cuenta una serie de consideraciones: 

Si usted emplea otro tipo de AINEs, por ejemplo, ácido acetilsalícilico recuerde que en forma combinada se incrementan los riesgos de presentar efectos secundarios. 

En algunos casos los médicos indican la asociación con otro analgésico, por ejemplo, paracetamol, para disminuir las dosis individuales y de este modo los posibles efectos adversos.  

 4- ¿Cómo almacenarlo? 

Como todos los medicamentos, el ibuprofeno debe almacenarse protegido de fuentes de calor y humedad, por lo que no es recomendable hacerlo en baños o cocinas. Además, debe mantenerse fuera del alcance de los niños.

5- ¿Qué pasa si caduca?

Debe eliminarse en forma responsable de modo de no provocar daño a ninguna persona y/o al medio ambiente. En Farmashop contamos con buzones de PLESEM (Plan de eliminación segura de medicamentos) donde puedes descartar tus medicamentos vencidos.

 

 



Productos relacionados