Versión: c5.2.2

¿Cómo se toman las pastillas anticonceptivas?

¿Cómo se toman las pastillas anticonceptivas?

Aprende cómo tomar las pastillas anticonceptivas

¿Tenés dudas sobre las pastillas anticonceptivas? ¿Sabés cómo actúan? ¿Cuáles son las diferencias entre ellas? ¿Qué debes hacer en caso de olvidos? ¿Tienen efectos secundarios? ¿Cuál es la mejor opción para ti? 

Es importante conocer la respuesta a todas estas interrogantes para poder usarlas correctamente. Por eso, en este artículo te vamos a explicar en detalle qué son, cómo se utilizan y qué debes tener en cuenta al momento de elegirlas.

Quédate con nosotros hasta el final y entérate de todo. 

 

¿Qué son y cómo funcionan las pastillas anticonceptivas? 

Un método seguro y efectivo de evitar en forma temporal el embarazo es el uso de pastillas anticonceptivas o anticonceptivos orales como también se les suele llamar. Este método consiste en recibir pequeñas cantidades de hormonas femeninas que son muy similares a las que produce el propio organismo de la mujer.

Estas hormonas fundamentalmente inhiben la ovulación y en algunos casos, además espesan el moco cervical, lo que dificulta el pasaje de los espermatozoides y afectan el revestimiento del útero, lo que disminuye la probabilidad de implantación de un embrión. 

 

¿Cómo se toman las pastillas anticonceptivas? ¿A partir de qué momento son efectivas? 

Si se inició la toma el primer día del ciclo (primer día de menstruación), las pastillas son efectivas desde el comienzo. Si se inició en otro momento, es necesario 7 días de toma adecuada de las pastillas y usar preservativo durante esta primera semana para evitar un embarazo. 

Se recomienda además tomarlas siempre en el mismo horario, ya que tomarla más tarde puede afectar su eficacia y aumenta la incidencia de olvidos.

 

¿Qué tipos de pastillas hay?

Primero hay que destacar que las pastillas anticonceptivas orales pueden ser de 2 tipos: una mezcla de hormonas de estrógeno y progestágeno o progestágeno solo. Esta última opción está indicada en mujeres que no puede emplear estrógenos, como por ejemplo mujeres que estén amamantando. Se debe tener en cuenta que, la protección para evitar el embarazo es levemente menor que con los anticonceptivos mixtos (estrógeno/progestágeno) y el efecto secundario más frecuente es la ocurrencia de ciclos menstruales irregulares.

Los anticonceptivos combinados son los más utilizados, con combinación fija o variable del estrógeno y progestágeno.

A los de combinación fija se los conoce como monofásicos, tienen la misma dosis en todo el ciclo, en tanto en los bifásicos y multifásicos, las dosis totales de hormonas varían según la fase del ciclo, ajustándose más al ciclo fisiológico de la mujer.

Según su forma de administración se dividen en cíclicos o continuos. Los cíclicos se administran durante 21 días, intercalando un período de 7 días de descanso antes de comenzar un nuevo tratamiento. Momento en el cual suele ocurrir la menstruación. Pueden en algunas ocasiones tener comprimidos activos y otros placebos (sin efecto) para completar los 28 comprimidos de modo de facilitar la administración y evitar olvidos.

Los de ciclo extendido administran comprimidos activos en forma continua por hasta 84 a 112 días (3 a 4 ciclos), lo cual disminuye el número de sangrados por deprivación a 3 o 4 anuales. Están espacialmente indicados en pacientes con anemia o dismenorreas que persisten pese al tratamiento hormonal. 

 

¿Qué pasa si me olvide de tomar una? 

Depende el tipo de pastilla que se esté consumiendo. En caso de que sea la que contiene solo progestágeno, si pasan hasta tres horas sin la toma de la pastilla, debe utilizar un método de respaldo, como los preservativos, si en los próximos 5 días tienes previsto mantener relaciones sexuales, o simplemente, abstenerse.

En el caso de los anticonceptivos combinados, si el olvido es dentro de las primeras 24 hs, se tomará la pastilla olvidada, siguiendo con el resto de manera habitual y sin necesitar otro método adicional.

En caso de más de 24 hs, tomar inmediatamente una y utilizar preservativo durante los siguientes días.

Además, se recomienda:

- Entre los días 1 y 7 de ciclo: utilizar anticoncepción de urgencia.

- Entre los días 8 y 14 de ciclo: no es necesario anticoncepción de urgencia. 

- Entre los días 15 y 21 se recomienda suspender el descanso entre la toma de pastillas y comenzar de forma inmediato un nuevo envase.

En las pautas prolongadas o continuadas se deberán contemplar las recomendaciones específicas del fabricante que se mencionan en el prospecto.

Si presentas un retraso menstrual mayor de 7 días suspende el anticonceptivo y recurre a un médico para revisión inmediata. 

 

¿Cuáles son los efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas? 

Algunas mujeres pueden presentar molestias como: 

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Manchado entre una menstruación y otra, estas molestias generalmente desaparecen después de un par de meses de tomar las pastillas

Los riesgos poco frecuentes, pero peligrosos por tomar incluyen: 

  • Coágulos de sangre
  • Ataque cardíaco
  • Presión arterial alta
  • Accidente cerebrovascular

 Es importante que le comentes a tu ginecólogo la aparición de cualquiera de estos efectos secundarios.

 

¿En qué casos están contraindicadas?

No todos los individuos son adecuados para utilizar anticonceptivos orales combinados o alternativas de estrógeno-progestágeno (como el parche o anillo vaginal) debido a sus distintas necesidades y condiciones médicas. Es importante consultar con un profesional de la salud para determinar la mejor opción anticonceptiva para cada persona. Tu médico podría sugerirte que utilices otro tipo de método anticonceptivo si te encuentran en las siguientes situaciones: 

  • Mayor de 35 años y fumadora
  • Hipertensa con mal control de la enfermedad
  • Antecedentes de accidente cerebrovascular (ACV) o enfermedad cardíaca
  • Haber tenido coágulos sanguíneos, como por ejemplo trombosis venosa profunda o embolia pulmonar
  • Antecedentes de cáncer de mama
  • Migrañas
  • Complicaciones asociadas con la diabetes, como enfermedad renal, enfermedades visuales o del sistema nervioso
  • Enfermedades hepáticas o biliares específicas
  • Sangrado uterino sin causa aparente
  • Mantener reposo prolongado a causa de una lesión, cirugía o enfermedad seria

 

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuál es su nivel de efectividad? 

Si bien la efectividad teórica de las pastillas anticonceptivas es muy próxima al 99 %, se estima que al año 9 de cada 100 mujeres que las utilizan tendrán un embarazo accidental. Esta disminución de la efectividad en la práctica se debe a diferentes factores, siendo el principal no tomarlas correctamente, incluso un único olvido puede aumentar las probabilidades. Se recomienda utilizar recordatorios, ya sea mediante alarmas o aplicaciones para respetar los horarios y comienzos de nuevos envases.  

Otro elemento que se debe contemplar es si la mujer presenta alguna afección o está utilizando algún medicamento o hierba medicinal que puede disminuir la efectividad de las pastillas anticonceptivas. Por ejemplo, los antibióticos, presentan esta interacción, por lo cual es necesario consultar con el médico qué pautas deben seguirse durante el tratamiento para evitar el embarazo.

2. ¿Cómo hago para suspender las pastillas?

Se recomienda culminar el envase para luego continuar con un método de barrera, por ejemplo, el preservativo si no se busca un embarazo. En el caso de que desee suspender en otro momento, es importante tener en cuenta que puede producirse un adelanto de la menstruación o sangrados irregulares.

Tu periodo puede tardar algunos meses en regresar al ciclo que tenías antes de comenzar a tomar la pastilla, pero de todas maneras puedes quedar embarazada.

3. ¿Cuál es la mejor pastilla anticonceptiva para mí?

Te recomendamos que consultes con tu ginecólogo la mejor opción para ti en base a tu edad, antecedentes de salud y medicación que utilizas. 

4. En caso de vomitar luego de tomar la pastilla, ¿qué hago? 

Se puede comprometer la eficacia del método anticonceptivo. La recomendación en este caso es realizar una nueva toma pasada entre 2 y 4 horas del suceso. Si por alguna razón esto persiste también se recomienda la utilización de un método alternativo que dure por lo menos 7 días. 



Productos relacionados